La tecnología es nuestra aliada y no nuestra enemiga

0

La agricultura ha pasado por muchas fases, y en todas ellas, solo aquellos productores que han sido conscientes de estos cambios y creyeron en sus beneficios son los que siguen siendo competitivos. Estamos caminando hacia una era en la que el agro será cada vez más digital. Esta tendencia se debe a las ventajas en todos los procesos de producción agrícola basados en la tecnología.

A diferencia de lo que comúnmente se piensa, las tecnologías más avanzadas están al alcance de todos, no solo de las grandes empresas. Considerando que la migración de todo el sistema de producción de cualquier agronegocio a un medio digital es una transición delicada, las tecnologías orientadas a la agricultura están desarrollando softwares cada vez más intuitivos. Este cambio debe ser realizado con mucho cuidado y contando con la eficiencia de los expertos y también del productor. Aquellos que están en el campo diariamente son los que pueden validar si la tecnología es realmente útil.

El objetivo de la tecnología es facilitar procesos, facilitando el trabajo humano al generar datos más confiables. Lo más importante es que las tecnologías deben agregar valor a los sistemas que ya existen en las granjas. Por ejemplo, si una granja tiene una persona de confianza, que trae información del campo hasta la oficina y viceversa, la tecnología puede facilitar esto al brindar datos más confiables con acciones más asertivas de manera oportuna. El conocimiento agronómico hace la diferencia en la interpretación de datos obtenidos a partir de sistemas tecnológicos.

El uso de buenas tecnologías combinado con el uso adecuado de buenos defensivos agrícolas es la mezcla ideal para que el productor alcance los tres pilares de la sostenibilidad: ambiental, social y económica. Precisamente con esto en mente, en 2018 Syngenta adquirió a Strider como parte de su oferta digital. Al integrar los defensivos agrícolas correctos a la tecnología número uno del mercado y el conocimiento agrícola del campo, el sector agrícola puede superar con éxito muchas barreras y alcanzar la era digital en el campo.

Fernando Hincapié, técnico de campo en CAAISA – compañía de pulverizaciones aéreas -, utiliza tecnologías de monitoreo todos los días para obtener datos precisos sobre la presencia de Sigatokas en las plantaciones de banano de sus clientes. Él dice que la tecnología hace la diferencia en su empresa, que ahora tiene datos confiables para poder actuar a tiempo. “Antes, hacíamos todo manualmente y eso retrasaba el proceso. Hoy puedo actuar de inmediato. La herramienta que utilizamos, Strider Protector, simplifica aún más nuestros procesos diarios y nos ayuda a ser más productivos. Creo que otras compañías de diferentes cultivos pueden ser más eficientes y productivas como nosotros en CAAISA”, explica Fernando.

Fernando Hincapié

Hacer con que las tecnologías sean más accesibles es lo que promueve la revolución AgTech. Seamos grandes, pequeños o medianos productores, todos debemos creer que la tecnología es asequible y sobre todo una aliada en los procesos agrícolas.  Ella nunca será sustituta del productor. Al final, todos los datos generados y las ideas obtenidas solo son beneficios cuando el ser humano toma una decisión y actúa como consecuencia. 

você pode gostar também

Deixe uma resposta

Seu endereço de email não será publicado.